jueves, 6 de noviembre de 2008

UN BIEN TURISTICO PARA NUESTRAS CUMBRES


El poblado troglodita de Acusa se estrena como parque arqueológico y etnográfico de máximo interés



Acusa o Aracuzen, según los primeros canarios, se estrenó ayer como el gran parque troglodita de Gran Canaria y de todo el Archipiélago. Sus 300 casas cuevas colgadas en el abismo de la caldera de Tejeda han sido utilizadas desde el siglo VI hasta la actualidad, lo que configura a este poblado como un área arqueológica y etnográfica de máximo interés.

El Cabildo de Gran Canaria dio a conocer este miércoles a los medios de comunicación en la misma Acusa la puesta en uso y acondicionamiento de este yacimiento, reconocido con la mayor distinción de Bien de Interés Cultural, para ser visitado de forma particular así como su inclusión en las visitas guiadas que organiza el servicio insular de Patrimonio Histórico.

Este núcleo demográfico se compone de siete conjuntos que recorren el paredón de la pequeña meseta del mismo nombre.

Acusa Seca es el de mayor espectacularidad por su ubicación y la concentración de cuevas viviendas. La actuación del Cabildo se ha centrado en este solapón habitacional con el soterramiento del cableado y la red de agua, la centralización de señales, la instalación de luminaria y la construcción de un depósito regulador, medidas para aminorar el impacto y mantener su aspecto troglodita.

La corporación insular ha adquirido además 16 de las cuevas en Acusa Seca y ha realizado la consolidación del sendero (empedrado en este núcleo) y limpieza y conservación en su continuación por El Álamo, Fortamaga, El Hornillo hasta llegar a Acusa Verde, en la carretera que va a La Aldea. En total se ha invertido 300.000 euros.

MOMIAS. Junto a estos poblados trogloditas se unen graneros fortificados como el del Álamo que, según Ernesto Martín, director insular de Patrimonio Histórico, "es uno de los pocos (silos de almacenamiento de cereales) que mantienen casi intacto el material arqueológico, lo que nos podría desvelar información sobre su alimentación".

Muy cerca de este granero se encuentran las cuevas funerarias en las que se encontraron las momias que se exhiben en el museo canario y otra que Verneau se llevó a París hacia 1890. La zona concentra numerosas cuevas pintadas con el característico almagre, así como la denominada Cueva de Las Estrellas al estar decorada con puntos blancos sobre fondo negro que recuerda el cielo nocturno.

Acusa mantuvo su importancia tras la conquista y hasta principios del siglo XX tuvo más habitantes que Artenara, incluido cárcel, sala de baile y ermita. Hoy en día, su única residente permanente es Juanita y en fines de semana y vacaciones se ocupan bastantes de sus casas. El presidente del Cabildo, José Miguel Pérez, señaló que la corporación apuesta "por sacar adelante toda una serie de proyectos como el de Acusa que saquen a la luz el patrimonio y eviten el despoblamiento".

Pérez también visitó el mirador restaurante de La Cilla, en el pueblo de Artenara, que está siendo objeto de restauración para su apertura en el primer trimestre de 2009 como un nuevo emplazamiento de restauración y anunció asimismo un proyecto de un establecimiento alojativo que refuerza la oferta turística.

http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008110600_12_187695__GranCanaria-poblado-troglodita-Acusa-estrena-como-parque-arqueologico-etnografico-maximo-interes